La centralita virtual de Yoigo está pensaba especialmente para negocios en los que se reciben muchas llamadas, pero ahorrando costes y sin la necesidad de contratar  un servicio con una persona física.

Esta centralita virtual de Yoigo promete ser como una convencional, con sus ventajas y funcionalidades, pero ahorrando costes. A continuación, vamos a ver todas las características que tiene este servicio de Yoigo.

Características de la centralita virtual de Yoigo

Este servicio incluye un mensaje de bienvenida personalizado, así como buzón de voz, correo electrónico, web y teléfono. Es decir, que es una centralita que atiende a través de diversos canales.

  • Incluye el sistema IVR. Es decir, los sistemas de respuesta de voz interactiva. Este servicio permite que el cliente que llama pueda elegir directamente con quién quiere hablar o a qué departamento se dirige. Le saldrá una grabación en la que se presentan una serie de opciones y el interlocutor escoge la que quiera.
  • Tiene la opción de llamada en espera para no perder ninguna llamada importante y música para distraer al cliente mientras espera de una manera amena.
  • La centralita virtual de Yoigo también permite filtrar y restringir las llamadas salientes que se quiera. Además, las llamadas entre extensiones de la propia empresa son gratuitas.
  • De igual manera que una centralita física, esta virtual permite realizar desvíos y transferencias de llamadas. También ofrece la posibilidad de hacer llamadas a tres, para conferencias con clientes o presentaciones.
  • El servicio mostrará información útil a la empresa como la identificación y los informes de las llamadas realizadas. En este informe con el histórico también se aportan gráficas y estadísticas de interés para el negocio.
  • Como incluye la opción de multicanal, también se ofrece la posibilidad de “click to dial”, que es la rellamada desde la web.

Ventajas de la centralita virtual de Yoigo

Además de estas prestaciones, es un servicio muy beneficioso para la empresa porque se pueden enviar y recibir faxes desde el propio ordenador, como si fuera un correo electrónico.

Con este servicio se eliminan las cuotas de mantenimiento de la línea, y solo es necesario tener conexión a internet.

Esta centralita es flexible y se adapta a las necesidades y características de cualquier tipo de empresa. No importa el tamaño y se puede contratar siendo un autónomo, con un pequeño negocio o empresas con una infraestructura más grande, en la que, incluso, haya varias sedes.

Contratar esta centralita de Yoigo cuesta 15,59 euros al mes (más IVA) y se incluye n 2.000 minutos de llamadas a número fijos, tanto nacionales como internacionales por puesto. Después se pueden ir añadiendo puestos, en los que sumar sus respectivos costes. En la web de la compañía hay un botón específico para que la empresa solicite una llamada de Yoigo a su empresa. En ella, se puede informar mejor de las características o funcionalidades.